Abdominoplastia

Consigue un vientre plano y atractivo con una cirugía de abdomen.

¿Cómo sé si necesito una cirugía de abdomen?

Un vientre plano y firme es signo de juventud y buena forma física. La forma del abdomen está definida por tres componentes: la musculatura abdominal, el tejido graso y la piel. Es una de las zonas que mayor facilidad presenta para acumular tejido graso, adquiriendo volumen excesivo que altera la silueta.

Una vida sedentaria y los embarazos son causas frecuentes de debilidad muscular que puede condicionar abultamiento y deformidades del abdomen. Una piel laxa y redundante es motivo de deformidad y pérdida de firmeza del abdomen, que se ve favorecida por pérdidas importantes de peso y tras los embarazos.

¿Qué se puede conseguir con una abdominoplastia?

La abdominoplastia permite eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen para conseguir un vientre plano y una silueta más esbelta. También podemos reparar alteraciones de la musculatura, volviendo a tensar los músculos para devolver la firmeza y continencia a la pared abdominal.

¿Cómo es el procedimiento clínico?

Anestesia

Se aplica anestesia general para la comodidad del paciente y la eficiencia en la intervención.

Duración

La intervención suele durar
entre 3 y 4 horas.

Permanencia en el hospital

Tras la cirugía, es necesario una estancia hospitalaria de al menos 24-48 horas, para asegurar un buen control del dolor y una vigilancia adecuada, que garantice la seguridad y confort del paciente.

Postoperatorio

Es necesario un reposo relativo evitando la bipedestación prolongada y sobreesfuerzos; mantener siempre una faja de contención abdominal durante las primeras 4-6 semanas tras la cirugía. Los pacientes pueden retomar progresivamente su vida cotidiana en 10-14 días, y podrán hacer deporte progresivamente a partir de las 6-8 semanas.

Resultados: Antes / Después

Caso 1

Caso 3

Caso 5

Caso 2

Caso 4

Otras preguntas frecuentes

La cirugía consiste en realizar un despegamiento de la piel y tejido graso del abdomen mediante una incisión que se localiza por encima del pubis y se extiende lateralmente para permitir eliminar todo el exceso de piel y grasa, la extensión de la cicatriz dependerá de la cantidad de tejido a resecar. Mediante este abordaje se exponen los músculos de la pared abdominal que pueden ser reparados en caso de ser necesario. Posteriormente se lleva a cabo la trasposición del ombligo en su posición anatómica, y se colocan dos drenajes para evitar la acumulación de líquidos y hematomas.

La abdominoplastia permite recuperar un vientre plano y firme. La cicatriz queda estratégicamente localizada a nivel suprapúbico de manera que permanezca oculta bajo la ropa interior o el bikini, y con los cuidados adecuados será poco evidente a partir del primer año postoperatorio. Es fundamental un estilo de vida saludable con una dieta equilibrada y ejercicio físico regular para que los resultados se mantengan en el tiempo.

  • Calle San Jacinto, 87, 41010 Sevilla
  • Glorieta Doctor Félix Rodríguez de la Fuente, 1, 11408 Jerez de la Frontera, Cádiz
  • +34 694 405 571
  • Síguenos