envejecimiento-prematuro
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Di no al envejecimiento prematuro

Cuidar la piel es una tarea que debemos empezar a tener en cuenta desde la década de los 20. Es en este momento cuando podemos prevenir manchas y arrugas.

Si aún no has empezado con un cuidado diario de la piel de tu rostro, aquí te dejamos un decálogo con consejos. Recuerda, la clave para evitar el envejecimiento prematuro es la constancia y el compromiso.

Decálogo para una piel diez

A medida que pasan los años, la piel tiende a aflojarse por la pérdida del colágeno y su capacidad de recuperación se vuelve cada vez más lenta, incluso inexistente a cierta edad. Esto da paso a las temidas arrugas y las zonas hundidas que estropean el cutis liso. 

Envejecer es ley de vida y el estrés diario no contribuye. Sin embargo, ¿quién dice que no podemos retrasarlo? Siguiendo unas pautas saludables podrás cuidar tu aspecto y mantener el equilibrio facial. Así pues, ¡di no al envejecimiento prematuro! Hoy te presentamos nuestro decálogo para una piel diez.

1. Hidratación a base de agua

¿Alguna vez has notado como los labios se te resecan y los notas endurecidos y rugosos? El cuerpo funciona como una esponja. Un 70% está constituido por agua y la falta de líquidos hace que pierda consistencia y volumen, arrugándose. Sin embargo, cuando empiezas a beber agua, notas como todo se va inflando y recuperando la suavidad. Por esta razón, asegúrate de beber mucha agua para recuperar la elasticidad de la piel y evitar el envejecimiento prematuro.

2. Limpieza facial

El cuidado personal es muy importante y en tu decálogo no puede faltar una limpieza facial rutinaria. Con un mantenimiento eficiente, arrastrará los posibles microorganismos que se adhieren a tu piel en tu día a día y te dejará la piel mucho más suave y lisa.

3. Protégete de los rayos del sol

No hace falta que recalquemos la importancia de protegerse la piel ante las quemaduras del sol en veranoy cómo esto afecta al envejecimiento prematuro de nuestra piel. Para la zona de la cara es, si cabe, aún más importante extremar la protección. Proteger nuestra piel del sol no solo evitará la aparición de manchas en las zonas más sensibles, sino que también frenará el envejecimiento prematuro.

4. Dieta saludable rica en verduras y frutas

Alimentarse de forma correcta también contribuye al cuidado de nuestra piel. El adelgazamiento masivo, además de alterar el organismo bruscamente, también es un principal síntoma que acelera la aparición de arrugas. Por esta razón, sigue  una dieta saludable rica en verduras y frutas que favorezcan a la línea y la absorción de líquidos.

5. Apuesta por la vitamina C y el magnesio, ya sea en la alimentación o por suplementos naturales

Antes hablamos de que el colágeno es el componente por excelencia que asegura una dermis suave y lisa. Aunque con el tiempo se vaya perdiendo, puedes retrasar la llegada del envejecimiento apostando por la vitamina C y el magnesio, máximos responsables de su generación. Ya sea por alimentos ricos en estos dos elementos o con ayuda de suplementos naturales, ¡contribuye a un cuidado máximo!

6. Realiza ejercicio diario

Dentro de tu cuidado corporal, no puede faltar el ejercicio diario, ya que ayuda a restablecer la musculatura y previene la aparición de arrugas. Y no creas que todo se deja para vientre, glúteos y piernas, pues también podrás entrenar el estado de tus rasgos faciales. ¡Activa todos tus músculos y no permitas que se queden dormidos!

7. ¡Huye del tabaco!

Para cuidar tu cuerpo, debes estar dispuesto a renunciar a malos hábitos como lo es el tabaco. Ya no solo es cuestión de la piel, sino de las múltiples enfermedades que te pueden acompañar con el simple hecho de aspirar un poco de humo. Recuerda: la salud es lo primero.

8. Apuesta por el descanso nocturno

Si quieres gozar de una piel de diez, dormir las suficientes horas por la noche y tener un sueño reparador es la clave. Si sigues unas pautas para fomentar un buen descanso, poco a poco pasará a formar parte de tu día a día. Establece una rutina en la que desconectes de dispositivos digitales un tiempo antes de ir a la cama, programa tus horarios de sueño y no te vayas a dormir inmediatamente después de comer.

9. Medidas antiestrés: yoga y pilates

Ligado al punto anterior, no existe sueño reparador sin que gocemos de tranquilidad mental. El estrés es un problema que te acompaña en muchas ocasiones y genera tensión y dificultades en el día a día. La clave está en saber gestionarla y aprender a relajarte y apartar los malos pensamientos de tu mente. Quizás es por esto por lo que las actividades como el yoga y el pilates han cobrado tanta importancia en estos últimos años. ¡Y con motivo! Muchas personas han encontrado en ellos la relajación y el estiramiento de sus músculos, así que si buscas una piel lisa, ¡no lo dudes!

10. Plantéate algunos tratamientos estéticos

Y para terminar nuestro decálogo para disfrutar de una piel de diez, no puedes olvidar los múltiples tratamientos que existen para mejorar su condición. En la clínica del Doctor Fernández, disponemos de tratamientos como rejuvenecimientos faciales, peelings, botox y mesoterapia donde te ayudamos a recuperar la elasticidad dérmica y a recuperar el brillo de tu tez y tu sonrisa. Pide cita y ¡di no al envejecimiento prematuro!

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email