fbpx
Cirugía Sevilla: Doctor Fernández Álvarez. Cirugía Sevilla: Doctor Fernández Álvarez.

Blog

Aumento de pecho

¿Cuánto duran las prótesis mamarias?

Publicado el

Las mejoras técnicas y el desarrollo de nuevos procedimientos quirúrgicos en el campo de la cirugía estética y reconstructiva, va ligado de manera paralela a adelantos y progresos de la industria médica.

En el ámbito de la cirugía mamaria, el perfeccionamiento de los implantes constituye uno de los principales esfuerzos de los laboratorios. Los implantes actuales de primeras marcas están diseñados con una gran precisión, siguen controles de calidad exhaustivos y están fabricados con materiales mucho más resistentes, garantizando la seguridad y la biocompatibilidad de los mismos.

Por ello, la gran mayoría de los laboratorios ofrecen garantías de por vida para sus implantes. Sin embargo, esto no significa que los implantes duren para siempre. Como cualquier cuerpo extraño introducido en nuestro organismo, los implantes mamarios estarán sometidos a un desgaste permanente, y quedan envueltos en un tejido cicatricial, que en condiciones normales es una capa delgada de tejido que llamamos cápsula periprotésica.

¿Pueden romperse los implantes mamarios?

El desgaste de los implantes a lo largo de los años puede dar lugar a grietas o rotura de la cubierta de los implantes con salida del gel de silicona (o suero en caso de prótesis salinas), que quedará contenido dentro de la cápsula periprotésica, evitanto generalmente su diseminación a otras localizaciones o tejidos, es lo que denominamos rotura intracapsular del implante.

Con el perfeccionamiento de las prótesis modernas, los materiales empleados en la fabricación de las cubiertas son extremadamente resistentes, y se asume que más del 90% de los implantes están en perfectas condiciones más allá de los 10 años, por lo que la respuesta a la pregunta ¿debo cambiar siempre mis implantes cada 10 años?, es NO.

¿Cuándo deben cambiarse los implantes mamarios?

Que los implantes sean cada vez más resistentes, y la rotura de los mismos menos frecuente, no implica que los implantes siempre sean de por vida. Existen determinadas situaciones que pueden precisar la retirada o recambio de los implantes:

Contractura capsular

Se acepta que la contaminación de los implantes con adherencia de microorganismos a la cubierta de los mismos, que conocemos como “Biofilm”, da lugar a una reacción inflamatoria crónica que provoca un engrosamiento de la cápsula periprotésica, con induración y aumento de la firmeza de la mama, llegando a producir molestias y deformidad por contractura de la cápsula y desplazamiento de los implantes. La contractura capsular es de los principales problemas que requieren retirada de los implantes, extirpación de la cápsula contracturada (capsulectomía). Una técnica quirúrgica exquisita, con medidas exhaustivas de asepsia, es la mejor prevención.

Rippling

El estiramiento y presión que ejercen los implantes sobre los tejidos que los cubren provocan un adelgazamiento de la piel y tejido adiposo. Cuando estos tejidos se vuelven demasiado finos, sobre todo en pacientes muy delgadas o que pierden peso, pueden hacerse evidentes ondulaciones de la cápsula que envuelve al implante, apareciendo lo que entendemos por rippling. Esta complicación, más frecuente en pacientes delgadas y con implantes de volumen excesivo, puede requerir el recambio por implantes de menor tamaño o el empleo de otras técnicas reconstructivas para aumentar el grosor de los tejidos que cubren las prótesis.

Envejecimiento y/o cambios en la forma de las mamas por variaciones de peso o tras embarazos

Los senos sufren cambios a lo largo de la vida de las pacientes, que pueden motivar nuevas cirugías para elevar o mejorar la apariencia y estética de las mamas, y estas intervenciones habitualmente se asocian con recambio de los implantes por otros cuyas medidas y/o volumen se adapten mejor a la nueva situación y preferencias de las pacientes.

Hallazgos en pruebas de imagen

Cuando una ecografía, mamografía o resonancia nos muestra algún hallazgo no habitual, como posibles calcificaciones de la cápsula o signos de rotura de los implantes, puede estar justificada la retirada o recambio de los implantes.

En resumen, no existe una fecha de caducidad determinada para los implantes mamarios. Sólo en determinados casos o en las complicaciones descritas estará indicada la cirugía de revisión, con retirada o recambio de los implantes. Para ello es imprescindible la elección de un cirujano cualificado para reducir al mínimo las posibles complicaciones, la elección de implantes de primera calidad, y mantener unas revisiones y seguimiento periódico.”

← Volver al Blog

Promociones

  • Crisalix

    ¿Te imaginas cómo quedarías tras un aumento de pecho? Solicita tu SIMULACIÓN EN 3D.

  • Financiación hasta 60 meses. Sujeto a aprobación bancaria.

  • *No acumulable a otras promociones. **Consultar condiciones.

Testimonios