labioplastia
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

La labioplastia: Rejuvenecimiento genital femenino

Las zonas íntimas son unas de las partes más delicadas del cuerpo. Son lugares propensos a irritaciones y dolencias incómodas que pueden hacer la vida imposible. Muchas mujeres padecen trastornos vaginales que pueden ser por causas de nacimiento u ocasionadas a posteriori, por relaciones sexuales o secuelas de los embarazos.

Para aliviar los síntomas que perjudican esta zona, existe la labioplastia, también llamada rejuvenecimiento genital femenino.

¿Quieres saber más sobre esta práctica? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es la labioplastia?

Como su nombre nos puede indicar, la labioplastia es un procedimiento quirúrgico que trata el tamaño y la forma de los labios que protegen la vulva. Hemos mencionado que en algunas situaciones, esta zona puede volverse vulnerable tras el parto y deteriorarse, agrandando estos pliegues para realizar su función principal.

Este remedio puede ser efectivo para reducir su grosor y ganar libertad. Así, conseguiremos que tu rutina sea mucho más llevadera.

La labioplastia permitirá tonificar el músculo carnoso y tendrás la opción de estrechar el canal de entrada que protegerá el aparato reproductor ante la posible invasión de bacterias que la debiliten. Este tratamiento se puede realizar tanto en los labios menores como en los mayores.

Razones para realizarte una labioplastia

Es normal que te sientas insegura ante el simple hecho de pensar en hacerte una labioplastia. Puede que no lo tuvieras planeado, o incluso te abochorne recurrir a este tratamiento. Sin embargo, tu cuerpo puede que te esté pidiendo a gritos este alivio.

A continuación, te expondremos varias razones por las que realizarte una labioplastia es un acierto:

  • Corregir deficiencias funcionales: Con este remedio, podrás regenerar la parte dañada y quitar los dolores que lo acompañan. Restaurando el tamaño ideal de los pliegues, podrás evitar roces y molestias con prendas, permitirás una mayor movilidad de tu cuerpo y la realización de múltiples actividades.
  • Estética: Hay veces que se recurre a este procedimiento por razones estéticas y no tanto por dolor corporal. El hecho de sentirse a gusto consigo misma también es importante. Con el rejuvenecimiento genital, ¡te sentirás como nueva!
  • Higiene: La labioplastia no solo sirve para recuperar la calidad de las zonas íntimas o embellecerlas. También se utiliza para cuidar la higiene y prevenir otras dolencias que son todavía más molestas y duraderas. En esta categoría, entra la invasión de bacterias que pueden irritar y debilitar esta región, además de propagar sus efectos por otros rincones más delicados. También servirá para evitar infecciones de orina que perjudiquen al sistema reproductor femenino y, de rebote, a los riñones. Ya sabes, más vale prevenir que curar.

Procedimiento y postoperatorio

Como citamos al principio del artículo, esta parte del cuerpo es una de las más delicadas, por lo que este procedimiento también lo es. La clave es encontrar un equipo médico que resuelva tus dudas y te acompañe en todo el proceso.

Durante la intervención, se aplicará anestesia local y sedación para que la paciente no sufra en ningún momento. La duración dependerá de la envergadura de la práctica, aunque por lo general no suele durar más de 90 minutos.

Tras el tratamiento, es normal conservar las molestias típicas postoperatorias. El doctor proporcionará analgésicos para combatir estas dolencias y recomendará hacer reposo en los primeros días. Aunque se vuelva a la rutina, durante varias semanas se tendrá que evitar realizar ejercicios bruscos y no podrás mantener relaciones íntimas para su total recuperación.

Hoy día, con la labioplastia podrás recuperar el confort perdido por distintos factores. Solicita más información por nuestra web o pide cita previa para podamos resolver todas tus dudas. Es hora de decir adiós a tus preocupaciones genitales.

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email