lipoescultura facial
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Descubre todo lo que necesitas saber sobre la lipoescultura facial

Seguir una dieta equilibrada diaria complementada con ejercicio físico puede que no reduzca la grasa en ciertas partes del cuerpo. En el caso de la cara, algunas personas pueden tener tendencia a cúmulos de grasa a nivel de mejillas o cuello que dan al rostro un aspecto poco definido o excesivamente redondeado. Por otro lado, con el envejecimiento la distribución de los compartimentos grasos de la cara se modifica, perdiendo volumen y turgencia en pómulos y parte superior de la cara, y aumentando los depósitos grasos a nivel de mandíbula y cuello. Una de las mejores soluciones para estilizar y remodelar el rostro es es la lipoescultura facial.

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta intervención. ¡No te pierdas ningún  detalle!

¿Qué es la lipoescultura facial?

La lipoescultura facial es un procedimiento quirúrgico que combina la liposucción y el lipofilling o transferencia de grasa propia para modificar la distribución de la grasa de la cara. Tiene como objetivo moldear y corregir la forma del rostro a base de reducir volumen en las partes que acumulan grasa localizada, y aumentarlo en aquellas zonas dónde sea beneficioso.

En este tipo de cirugía se requiere de quirófano, y habitualmente se realiza mediante anestesia local combinada con sedación, o incluso anestesia general en los casos más complejos.

¿Quién es el candidato idóneo para la lipoescultura?

Este tipo de técnica quirúrgica es idónea para pacientes saludables que están próximos a su peso ideal y además muestran cúmulos de grasa localizados, o presenten signos de envejecimiento facial.

Tener una piel joven y elástica es una ventaja ya que eso supondrá que se adapte con mayor naturalidad al nuevo contorno, de lo contrario puede ser necesario la combinación de la lipoescultura con otras técnicas de rejuvenecimiento como el lifting facial.

¿Cómo es el preoperatorio de la lipoescultura facial?

Nuestro equipo médico especializado y su gran experiencia en la técnica de lipoescultura facial estudiará en una primera cita el estado de salud del paciente y se analizarán los contornos y volúmenes de los compartimentos grasos de la cara.

De esta forma, el equipo determinará cómo abordar su caso. Después se elige el procedimiento que mejor se adapte a las expectativas y necesidades del paciente.

Una vez consensuado y detallado todo se informará del procedimiento a realizar, las pruebas preoperatorias y tipo de anestesia para poder someterse a la liposucción facial.

¿Cómo es la intervención?

La lipoescultura facial es un tratamiento que se lleva a cabo en quirófano y que por tanto, requiere de ingreso hospitalario según la complejidad de la intervención.

Del mismo modo, se aplicará anestesia, bien local, sedación o general, según la dificultad de la intervención. Dependiendo de la cantidad de grasa a retirar la intervención puede durar entre 1 y 4 horas.

Durante la intervención el cirujano realiza pequeñas incisiones localizadas estratégicamente para que sean poco evidentes a través de las cuales se introducen unas cánulas especiales con el que podrá mover los depósitos grasos del rostro, succionando o inyectando la grasa.

Con frecuencia la lipoescultura facial se combina con otros procedimientos como la bichectomía o el lifting facial.

¿Cómo es su recuperación?

En general, es un procedimiento corto y gradual, los riesgos son bajos y las complicaciones son poco frecuentes. Es normal que se sientan molestias y que aparezcan hematomas o inflamación durante los días posteriores. Si se siguen las indicaciones del cirujano junto con los medicamentos que le recete, el proceso de recuperación será cómodo y sin complicaciones.

Una de las instrucciones es llevar un vendaje o prenda compresiva o postquirúrgica sobre el área intervenida para reducir la hinchazón y ayudar a la piel a adaptarse a la nueva forma.

También es importante asistir a cada una de las citas de control del cirujano y realizar pequeños masajes drenantes para acelerar el proceso de recuperación.

¿Cuándo se ven los resultados?

Los resultados no son inmediatos. Será pasado un mes cuando se empiezan a notar los cambios definitivos, ya que este proceso requiere de cierto tiempo para su transformación total.

Eso sí, hay que tener en cuenta que no todo es la intervención. se debe mantener un estilo de vida saludable con ejercicio físico y una dieta equilibrada. Así conseguirás que los resultados se mantengan en el tiempo.

Aquí encontrarás algunos de nuestros casos de éxito en diversos tipos de cirugías.

Beneficios de la lipoescultura facial

Esta intervención permite lograr una mayor definición del rostro. Además, se puede eliminar la papada, reducir las mejillas y acabar con el doble mentón, dando así al paciente un aspecto mucho más joven.

Si tienes alguna otra duda sobre la lipoescultura o liposucción facial no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te atenderemos encantados y te ayudaremos en todo lo que necesites.

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email