strategise-865006_1920
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

¿Qué perfil de prótesis se adapta mejor a tu cuerpo?

Una de las dudas más frecuentes que me llegan a la consulta es sobre las prótesis mamarias. Es curioso, porque aun siendo uno de las cirugías que más se realizan, cuando el paciente llega tiene muchísimas preguntas, entre ellas, los tipos de prótesis.

Por supuesto, antes de someterse a cualquier intervención hay que dejar todas esas dudas resueltas, pero hoy les voy a hablar de las prótesis mamarias y cómo escoger la ideal.

¿Qué tipos de prótesis mamarias hay?

Las prótesis mamarias se pueden dividir según diversos factores. Normalmente se clasifican según cuatro parámetros, aunque se podría incluir un quinto, la marca.

Implantes según su tipo de relleno

Si nos centramos en el relleno, encontramos los de silicona, los más usados y más recomendados por su durabilidad y su aspecto natural, y los de suero salino, cuya mayor ventaja es que, en caso de rotura, el cuerpo lo absorbe por sí mismo, lo que lo hace más seguro.

El problema del suero salino es que, aunque también tengan una textura natural, pueden deshincharse, con un poco más duros que los de silicona y pueden provocar cambios de temperatura.

Implantes según la cohesión del gel

En el caso de los de silicona, existen con distintos grados de cohesión en el gel que se usa para el relleno. A mayor sea esa cohesión, más duro será, y habrá una menor probabilidad de que se deforme o se escape en caso de rotura, lo que los hacen mucho más seguros.

La enorme variedad de implantes de gel que hay permite que todas las personas encuentren su forma ideal. El pequeño inconveniente que podría haber es que, a mayor cohesión, más tejido se necesita abrir para introducir la prótesis, por lo que la cicatriz podría ser un poco mayor.

Implantes según su forma

Aquí es donde se suele centrar la búsqueda del implante perfecto. Y es que, aunque solo hay dos tipos, hay que sopesarlo con tranquilidad.

Los implantes mamarios redondos son los más habituales, porque fueron los primeros en empezar a usarse. No son los más naturales, pero el posoperatorio es más sencillo.

Los implantes mamarios anatómicos, por su parte, tienen la forma ovalada de un pecho natural, como una gota. Su forma varía para adaptarse a cada persona, por lo que se está extendiendo su uso cada vez más. Los inconvenientes son que necesitan un mayor abordaje quirúrgico, y que hay riesgo de que se giren. Además, el posoperatorio es un poco más complejo que el de los redondos.

Implantes según la envoltura

Hay tres tipos de implantes según su envoltura. Los de cobertura lisa son los que se introducen produciendo menos cicatriz y tienen un tacto más blando, además de menor riesgo de infecciones o seromas. Su desventaja es que hay un mayor riesgo de encapsulamiento, una reacción del cuerpo ante cuerpos extraños que podría suponer un problema.

Los de cobertura rugosa, por su parte, reducen el riesgo de encapsulamiento, y su tacto es más irregular. Es este tacto el que reduce las posibilidades de desplazamiento del implante.

Los más modernos son los implantes microtexturizados. Su tacto es más natural, y reducen el riesgo de contractura capsular.

¿Qué prótesis mamaria debo escoger?

Con estos datos que te he dado, puedes hacerte una idea de lo que buscas. Quizás busques un resultado natural y no te importe un posoperatorio un poco más molesto, por lo que la anatómica microtexturizada está hecha para ti.

Lo mejor es, una vez con la información interiorizada, consultar con un profesional que te aconseje. Todo depende, como es natural, de tu estructura y tu anatomía.

Puedes ver aquí una serie de casos reales de cirugías mamarias con distintos tipos de prótesis.

Para un asesoramiento totalmente personalizado sobre aumento de pecho en Sevilla o Jerez, solicita una cita con el doctor Fernández Álvarez, que resolverá todas tus dudas y te dará un diagnóstico personalizado.

Solicita tu cita para asesorarte sobre tu prótesis ideal aquí.

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email