mamoplastia

Aumento de pecho: garantizando los mejores resultados

Aumento mamario

La mamoplastia de aumento es la cirugía estética más demandada en todo el mundo.

La popularidad de este procedimiento, junto con los avances médicos y anestésicos que garantizan un corto periodo de convalecencia y una rápida incorporación a las actividades de la vida diaria, han favorecido que sea considerado por la población como una cirugía sencilla y exenta de complicaciones.

Sin embargo, el aumento mamario es un proceso complejo que se inicia desde la primera consulta con el cirujano plástico. Para garantizar un buen resultado es fundamental estar en manos de un profesional cualificado y con preparación específica en cirugía mamaria.

Elección del implante

En la consulta, es fundamental que el cirujano entienda cuáles son las expectativas de la paciente y cuál es el resultado deseado. Actualmente contamos con un amplio abanico de implantes de diferentes morfologías y volúmenes, y solo un cirujano con la formación necesaria será capaz de elegir el implante adecuado para cada paciente.

Con frecuencia, las pacientes llegan a la consulta buscando el mismo tipo de implante o incluso el mismo volumen de una amiga o familiar, que se intervino previamente y que está encantada con el resultado. Sin embargo, que tu amiga esté encantada con un implante redondo, no quiere decir que en tu caso el implante redondo sea el más adecuado.

El implante ideal depende de muchos factores, como son la forma del cuerpo y constitución de la paciente, su estilo de vida y las expectativas del resultado que se quiere obtener.

El bolsillo

Uno de los pasos claves durante la cirugía de aumento mamario es la realización del bolsillo donde se coloca el implante mamario. Está demostrado que la colocación del implante debajo del músculo pectoral previene la aparición de complicaciones tardías como la temida contractura capsular, por lo que en los tiempos que corren, por regla general no está justificada la colocación de un implante subglandular.

El bolsillo o cavidad donde se va a alojar el implante debe adaptarse perfectamente al tamaño y forma del mismo, y estar correctamente posicionado con respecto al tórax de la paciente.  La precisión es fundamental, de manera que el implante debe venir al bolsillo, de la misma manera que una mano a un guante.Solo con un bolsillo preciso podemos prevenir que el implante se mueva o rote, provocando un mal posicionamiento y una deformidad secundaria. Este hecho es más importante aun cuando trabajamos con implantes anatómicos.

La asepsia

Las medidas higiénicas y de asepsia son fundamentales en cualquier procedimiento quirúrgico para prevenir y evitar infecciones. Sin embargo, cobra aún más importancia cuando manejamos materiales protésicos, como los implantes mamarios.

Extremar las precauciones para reducir el riesgo de contaminación, y el uso intraoperatorio de antibióticos son las principales medidas para evitar la colonización bacteriana de los implantes, que según los estudios más recientes constituye la causa principal del desarrollo de contractura capsular.

El postoperatorio

Unas medidas postoperatorias adecuadas son esenciales para garantizar un resultado final satisfactorio.

El uso de vendajes, sujetadores compresivos y bandas de contención es fundamental durante el postoperatorio inmediato para reducir el riesgo de sangrado o hematomas, y deben mantenerse durante las semanas posteriores a la cirugía para garantizar que el implante se mantiene en su posición hasta que los tejidos cicatricen.

El reposo relativo es otra medida importante durante los primeros días tras la cirugía, ya que los esfuerzos y movilización excesiva del músculo pectoral aumentan el riesgo de sangrado postoperatorio y pueden favorecer el mal posicionamiento de los implantes.


En conclusión, la cirugía de aumento mamario es una cirugía segura y con una tasa de satisfacción muy alta entre las pacientes. Sin embargo, es imprescindible ponerse en manos de un cirujano cualificado y con una formación reciente y actualizada en los nuevos avances y técnicas quirúrgicas, para garantizar un resultado satisfactorio.

Si estás pensando en someterte a un aumento mamario, tu cirugía comienza con la elección del cirujano correcto.

Más información y preguntas frecuentes

Solicita tu primera consulta informativa gratuita

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email