tratamientos de bótox y ácido hialurónico
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Bótox y ácido hialurónico: ¿qué tratamiento elegir?

¿Estás pensando en reducir tus arrugas de expresión y hacerte un rejuvenecimiento facial? Has investigado un poco sobre los tratamientos de bótox y ácido hialurónico, pero no sabés cuál es mejor ni cuál elegir. No te preocupes, con este artículo saldrás de dudas.

Muchas mujeres y muchos hombres tienen las mismas dudas que tienes tú hoy. Has oído y leído opiniones de todo tipo acerca de qué es mejor para eliminar esas líneas de expresión que no te gustan nada, atenuar las arrugas de la edad y decir adiós a las patas de gallo.

¿Despejamos esas dudas?

Bótox y ácido hialurónico: ¿qué son?

El bótox o toxina botulínica es una sustancia que se usa en medicina estética para solucionar problemas estéticos y funcionales. El bótox es una toxina que paraliza temporalmente los músculos del cuerpo en los que se aplique.

La parálisis genera una relajación muscular que impide la aparición de nuevas arrugas y atenúa las ya existentes.

Por su parte, el ácido hialurónico es una sustancia que se produce de forma natural en tu cuerpo. Su función principal es la de hidratar y proveer de nutrientes a tu piel.

Cuando se utiliza el ácido hialurónico como tratamiento estético, se pretende rehidratar, nutrir y devolver el volumen que tu piel ha perdido a causa de la edad.

Para qué sirve el bótox y para qué sirve el ácido hialurónico

Antes de nada, debo decirte que el uso de ambas sustancias se combina muy bien y con las dos juntas mis pacientes obtienen unos resultados excepcionales. La diferencia entre ambas sustancias estriba en las zonas del rostro para las que están indicadas y funcionan mejor.

Las zonas ideales sobre las que utilizar el bótox son el entrecejo, frente y patas de gallo. También es muy habitual usar la toxina botulínica para levantar la posición de las cejas y restaurar la luz y el atractivo de la mirada.

Además, la toxina botulínica tiene efectos positivos en la solución de afecciones de hiperhidrosis o sudoración excesiva en manos, pies y axilas.

El uso que se le da al ácido hialurónico tiene el mismo espíritu pero es algo diferente. Te he dicho que el bótox paraliza y relaja la musculatura, ¿no?. Pues, la función principal del ácido hialurónico es devolver volumen. Con él consigo eliminar y reducir arrugas leves y profundas, sobre todo en las zonas de pómulos y labios.

Has visto que las dos sustancias se combinan muy bien. Una, el bótox, se suele utilizar como tratamiento rejuvenecedor de la parte superior del rostro y la otra, el ácido hialurónico, se emplea en la zona inferior.

Tanto el bótox como el ácido hialurónico son los tratamientos de rejuvenecimiento estrella entre pacientes de más de 30 años. ¿Quieres más información? Solo tienes que pasar por mi clínica para hablar tranquilamente de lo que te preocupa y de cómo podemos solucionarlo.

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email