mamoplastia
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Las 11 preguntas más frecuentes sobre la mamoplastia

Los pechos han sido tradicionalmente símbolo de belleza, fertilidad y vida. Sin embargo, para muchas mujeres es una zona conflictiva, una parte de sus cuerpos con la que no están del todo felices y que buscan moldear. 

La mamoplastia es la solución que le damos hoy a este problema tan común. No en vano, la mamoplastia de aumento es de las cirugías estéticas más demandada y realizada en España.

La operación estética que más se realiza en España.

Antes de responder a cualquier cuestión que tengas acerca de la mamoplastia tenemos que explicarte exactamente qué es. Tal vez así despejemos tus dudas incluso antes de meternos en materia.

La mamoplastia es una intervención quirúrgica que se ocupa de dar un aspecto estético concreto. 

Bien, es el momento de darle respuesta a las inquietudes y dudas que te pueden estar rondando la mente en relación a este tratamiento.

¿Qué es una mamoplastia de aumento?

Una mamoplastia de aumento es una intervención de cirugía estética con la que aportamos mayor volumen y simetría a tus senos. Para ello utilizamos los implantes que mejor se adaptan a tus necesidades y preferencias.

¿En qué consiste una mamoplastia de reducción?

Este tratamiento está indicado en las mujeres que desean reducir el tamaño de su busto por razones de funcionalidad o estéticas. La operación consiste en retirar la cantidad de glándula y grasa adecuada para conseguir el resultado que buscas. Una vez se ha alcanzado el volumen ideal, procedemos a eliminar la piel sobrante para que esta se ajuste de manera óptima a tus nuevos pechos.

¿De qué se encarga la mamoplastia de mamas tuberosas?

Las mamas tuberosas son aquellas que tienen forma de tubo, un gran pezón y una gran areola, normalmente también se dan asimetrías notables entre ellas. Esto se debe a que el tejido que se encuentra debajo de la piel de esta zona es más grueso de lo habitual y provoca un efecto de estrangulación que evita el correcto desarrollo de los pechos. 

El antes y el después de una operación de mamoplastia.

La mamoplastia que realizamos en el caso de que tengas las mamas tuberosas consta de dos pasos. En el primero le damos forma a los pechos y areolas. En el segundo paso colocamos la prótesis que te dará el volumen y la forma que quieres.

¿Es una operación dolorosa? ¿Dejará marcas?

La anestesia que se te aplica durante la intervención impide que sientas ningún tipo de dolor o molestia mientras esta se lleva a cabo. De igual forma, tras la operación no es normal que tu busto te duela. Es más habitual que experimentes ciertas molestias parecidas a agujetas en los músculos pectorales y un poco de presión en el pecho durante los primeros días.Además, la cicatriz será casi imperceptible.

¿Cuándo podré hacer vida normal?

Tras el proceso quirúrgico lo normal es que pases una noche ingresada. Deberás utilizar un sujetador especial, que comprima la zona y mantenga las prótesis y los drenajes en su lugar. En menos de una semana podrás hacer vida normal e incorporarte al trabajo. Sin embargo, para que realices actividad física deberás esperar alrededor de un mes y medio y comenzar de forma progresiva.

Recuerda que si tu trabajo implica efectuar tareas físicas o deportivas no podrás volver al trabajo tan pronto.

¿Qué riesgos tiene la operación?

Aunque es una intervención bastante segura y en la que nuestro equipo tiene sobrada experiencia y cuenta con los mejores recursos y técnicas, cada vez que entras en un quirófano pueden surgir complicaciones.

Existen cuatro tipos de riesgos a los que es muy raro que te enfrentes, pero que tienes que conocer:

  • El implante se puede romper principalmente a causa de traumatismos o por otras razones todavía más improbables. Recomendamos hacerse una ecografía pasado un año de la intervención y después cada dos o tres.
  • Es posible que la cápsula que envuelve la prótesis se contracture y te genere dolor.
  • Si el implante no es de la calidad máxima tus senos pueden deformarse con el paso del tiempo. Nosotros solo realizamos intervenciones con materiales de máxima calidad. 
  • La infección de las heridas, o el acúmulo de hematomas o líquido alrededor de las prótesis, son otros de los posibles riesgos de esta intervención. Son complicaciones muy poco frecuentes, pero que podrían obligar a retirar o a cambiar los implantes.

¿Qué tipo de mujeres se someten a este tratamiento?

La mamoplastia es de las cirugías estéticas que más se realiza en nuestro país. Se someten a ella todo tipo de mujeres de todas edades.

No hay una mujer tipo que se someta a este tratamiento. Es el más común.

¿Con qué edad te puedes realizar una mamoplastia?

El momento ideal para realizar la operación es cuando tu crecimiento y desarrollo físico hayan cesado. Esto es comprobable si en los últimos dos años no has aumentado de altura ni número de calzado. Ten en cuenta que al someterte a una operación de este tipo debes tener una madurez psicológica suficiente para comprender y comprometerte con todo lo que conlleva la intervención y el postoperatorio.

¿Cuál es el mejor lugar el que realizarse una mamoplastia?

Esta es una cuestión con la que tienes que mostrarte inflexible. No debes arriesgar lo más mínimo y asegúrate de que el equipo médico que vaya a realizarte la operación sea un profesional titulado y de plena confianza. 

¿Qué tipos de implantes existen y cuánto duran?

A menos que exista algún problema, el implante dura toda la vida. 

Existen muchos tipos de implantes que se pueden dividir según su forma, composición, densidad y superficie.

¿Es posible dar el pecho si te has operado?

Por supuesto, no hay ninguna contraindicación que te impida dar de mamar a tu pequeño/a con total seguridad.

No existe ningún riesgo alguno de darle el pecho a tu bebé si te has operado.

Si aún tienes más dudas y quieres informarte acerca de las mamoplastias o cualquier otro tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de resolver las cuestiones que nos plantees.









Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email