Wrinkles have no chance to exist on this face. Portrait of focused attractive woman standing naked while cosmetologist make injection in cheek for cosmetic purpose, being careful and professional.
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

El marketing engañoso en cirugía estética

Internet y las redes sociales son hoy en día medios fundamentales para dar a conocer los servicios y tratamientos realizados por clínicas y profesionales del ámbito sanitario. Y han cobrado aún más importancia en el sector del marketing en la cirugía estética. Las búsquedas en internet y la visita a los perfiles de las redes sociales se han convertido en la principal vía de contacto entre pacientes y clínicas o profesionales.

Sin embargo, estos medios también dan lugar a campañas publicitarias poco éticas, con información falsa acerca de la formación de los profesionales del sector. El nombre de una clínica o un logotipo comercial por sí solos no garantizan la seguridad y el éxito de los tratamientos que realizan; los pacientes deben concienciarse de la importancia de conocer personalmente, y cerciorarse de la preparación y formación de los profesionales que realizan los distintos tratamientos.

A continuación, trataremos diferentes temas en relación a la publicidad engañosa y todo lo que la rodea en el mundo de la cirugía estética. ¡Sigue leyendo este post para saberlo todo!

El marketing agresivo en cirugía estética

Éste es uno de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta. ¿Cómo lo identificamos? Publicidad agresiva, con el lanzamiento de ofertas muy económicas, que inciden más el aspecto del precio que en la calidad de los tratamientos o en la preparación de los profesionales que los realizan.

En este tipo de ofertas es muy habitual ver frases como ‘‘si encuentras un precio más bajo, lo igualamos.’’ Sin embargo, el acto médico no debe convertirse en un producto de consumo. Pues no se debe jugar con algo tan delicado como la salud de los pacientes.

Siempre que nos pongamos en las manos adecuadas, los resultados de las cirugías estéticas serán óptimos. Pero si decidimos aprovechar estas ofertas, normalmente detrás de ellas puede haber fraudes. Estos ‘‘especialistas’’ no cualificados, pueden hacer peligrar no sólo nuestro aspecto, sino nuestra salud.

El poder de los influencers

Actualmente, podemos decir que los influencers son una de las mayores herramientas de publicidad que existen en redes sociales. Pueden ser un arma de doble filo, ya que igual que pueden ser beneficiosas, también pueden perjudicar a la imagen de las cirugías estéticas.

Su lado positivo es que pueden dar mayor visibilidad a algunas clínicas, renombre al equipo médico, promover ciertos tipos de cirugías, etc.

Sin embargo, si miramos el lado negativo del poder de los influencers en este sector debemos destacar varios asuntos. En primer lugar, muchos de ellos presumen de sus retoques y cirugías estéticas, publicando fotografías e imágenes que con frecuencia han sido retocadas o modificadas con el uso de filtros. Esto tiene como consecuencia que sus seguidores tengan una falsa realidad de los resultados de las mismas, y esperen lucir perfectos.

Para este tipo de publicidad engañosa, también es muy común el uso de imágenes de famosos, en muchas ocasiones sin su consentimiento. Con esto sacan partido de la influencia que tienen estos personajes célebres sobre la sociedad, para dar confianza a los consumidores.

Además, una vez más el acto médico se convierte en un producto comercial por parte de los influencers, ellos mismos se aprovechan del poder que tienen sobre sus seguidores para atraerlos a ofertas de las que ellos mismos se benefician. Por ello, debemos dudar de la veracidad de éstas, y no solo por ser una persona a la que sigas debe estar en lo cierto. También tenemos que tratar de contrastar siempre esas opiniones, y corroborar que nos ponemos en manos de verdaderos profesionales.

El problema de las expectativas

Cómo ya hemos adelantado, uno de los principales problemas del marketing en cirugía estética es el generar expectativas falsas o poco realistas.

En muchas ocasiones, para este tipo de publicidad se utilizan imágenes de cuerpos y rostros muy retocados artificialmente, dando un aspecto de ‘‘perfección’’. Por tanto, todas las personas que se sientan atraídas por esta estética, desearán realizarse algún retoque o pasar por alguna cirugía plástica pero con expectativas irreales. Ya que tras realizarlo, lo más probable es que su aspecto mejore pero no será como ellos esperaban.

Esto también tiene consecuencia en la salud mental de los pacientes, pues afectará a su autoestima, llegando incluso a alterar la percepción de su propia imagen corporal, entrando en un bucle continuo de no estar nunca del todo satisfechos con su aspecto.

Las reseñas y opiniones

Conocer a alguien que se ha sometido a alguna cirugía o tratamiento con resultados satisfactorios siempre aporta una confianza añadida a la hora de elegir al cirujano o profesional que realizará nuestra intervención.

Internet también ayuda a conocer las experiencias y opiniones de otros pacientes que han podido someterse al tratamiento en el que estamos interesados, y ha ido sustituyendo en gran medida al “boca a boca” tradicional.

Sin embargo, han surgido distintas páginas webs o foros en internet, que se posicionan en los primeros puestos de los principales buscadores y publicitan a aquellos profesionales que acceden a pagar una cuota económica, a cambio de conseguir esa visibilidad y generar una reputación a partir de reseñas y opiniones positivas, que con frecuencia no se corresponden con pacientes reales.

La prensa digital también participa de esta publicidad pagada, cobrando a ciertas clínicas o profesionales por la redacción de aparentes artículos periodísticos dónde hablan maravillas de aquellos que les pagan la cuota publicitaria correspondiente.

En resumen, desconfía de afirmaciones como “el mejor cirujano de España”, y de “premios al cirujano mejor valorado”, ya que habitualmente esconden una publicidad  pagada como una forma rápida de ganar visibilidad y reputación.

Para finalizar este post, es importante recalcar la importancia de corroborar que siempre que pasemos por alguna cirugía estética, nos pongamos en las manos de profesionales cualificados. También debemos aprender a identificar falsas ofertas, y no dejarnos influenciar por cualquier persona con poder.

Si estás pensando en realizar algún cambio en tu aspecto físico y verte lo mejor posible, no dudes en consultarnos cualquier información. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Compartir este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email