nariz
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Rinoplastia estética, “respira tu mejor imagen”

La rinoplastia es posiblemente una de las cirugías más apasionantes en el campo de la cirugía plástica, la combinación perfecta entre arte y ciencia.

Es fundamental un conocimiento minucioso de la anatomía y estructuras que dan forma a la pirámide nasal, pero no basta con los conocimientos técnicos y habilidades para poder modificar dicha anatomía, sino que es un procedimiento que exige al cirujano sensibilidad y percepción artística para conseguir una nariz armoniosa y acorde con el resto de la cara. Es la cirugía de las proporciones.

¿Cómo es la nariz perfecta?

Cada individuo es único, con unos rasgos faciales característicos. Por tanto, no tiene sentido hablar de nariz perfecta, generalizable a cualquier persona.

Es importante hacer un análisis de las proporciones faciales a partir de las cuales se elaborará el plan quirúrgico específico para cada nariz, para cada paciente. Existen ciertas proporciones ideales que se deben respetar a la hora de modificar y moldear la forma de la nariz con el fin de garantizar un resultado estéticamente agradable y en armonía con el resto de la cara.

La incorporación de la tecnología 3D permite al cirujano mostrar a los pacientes qué cambios se pueden conseguir, proporcionando simulaciones muy aproximadas del resultado postoperatorio.

¿Cómo respiraré después de una rinoplastia?

La rinoplastia no solo tiene como objetivo mejorar la forma y proporciones de la nariz. El cirujano tiene la obligación de garantizar una adecuada ventilación nasal después de la cirugía, huyendo de las técnicas antiguas destructivas que afectaban a las válvulas nasales alterando la función respiratoria.

Además, el abordaje quirúrgico de la nariz permite tratar posibles alteraciones como desviaciones del tabique, hipertrofia de cornetes u otras patologías asociadas, mejorando la ventilación y respiración nasal.

Cuestión de milímetros

La precisión y la habilidad técnica, tan necesarias en cualquier cirugía, cobran aún mayor importancia en la rinoplastia.

La nariz se sitúa en el centro del rostro, y es uno de los focos de atención más importantes en la cara de cada persona. Está constituida por un gran número de componentes óseos, cartílagos, ligamentos y tejidos blandos que se concentran en una estructura de escasas dimensiones.

Una mínima modificación en alguno de sus elementos puede alterar toda la estructura nasal, por lo que pocos milímetros pueden suponer una enorme diferencia, tanto en el resultado estético como en la función respiratoria.M

Solicita ahora tu consulta 3D

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email