gluteos
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Aumento de glúteos: todo lo que debes saber antes de tomar una decisión

La gluteoplastia es la intervención de cirugía estética cuya demanda está creciendo más en los últimos años. Cada vez nos visitan más personas que quieren tener esta zona del cuerpo más redonda, firme y con una mayor proyección. Desde nuestra clínica atendemos todos los casos ilusionados por poder ayudarte a conseguir hacer realidad tu figura soñada con un aumento de glúteos.

Nosotros siempre recomendamos a nuestros pacientes que el mejor tratamiento estético es tener una vida activa y una alimentación saludable. Para el aumento de glúteos no es diferente, con una dieta adecuada y ejercicio físico específico puedes ver algunos resultados.

Sin embargo, sabemos que los glúteos son una zona conflictiva y muy difícil de moldear. Hay veces que únicamente con voluntad y buenas intenciones no basta -¿verdad?-. Si es tu caso, te recomendamos que te pongas en nuestras manos para que juntos encontremos la solución estética que buscas y que más te conviene.

Con qué tratamientos puedes aumentar tus glúteos

Existen varios tipos de intervenciones que conseguirán realzar tus nalgas, aumentar su volumen, mejorar su proyección, su forma y su simetría. Podemos realizar la gluteoplastia a través de un procedimiento de lipoescultura o colocación de prótesis.


Este tipo de tratamientos son muy seguros cuando los realiza un equipo cualificado, con experiencia y con los mejores medios como el nuestro.

Tus glúteos esculpidos con tu propia grasa

La lipoescultura es el tratamiento más popular y con el que mejores resultados obtenemos. Nuestros pacientes buscan conseguir unas curvas más agradables y naturales en su perfil y silueta. Con nosotros y esta técnica lo consiguen.

La intervención consiste en extraer tejido adiposo de las zonas en las que puedas tener una acumulación excesiva de grasa. Normalmente la grasa se concentra en abdomen, piernas y brazos. Tras retirar la cantidad necesaria procedemos a tratar el tejido para conseguir la consistencia y composición adecuadas a tu caso.

Una vez hemos preparado la grasa para la lipoescultura, comenzamos a inyectarla en el tejido subcutáneo de tus glúteos. La técnica que empleamos varía según cada paciente, podemos introducir la grasa en forma de líneas o en abanico. Las dos técnicas son las más seguras y con las que el resultado final satisface más a nuestros pacientes.

Hay que aclarar que casi todos los incidentes derivados de la lipoescultura se deben a errores en el procedimiento de cirujanos inexpertos, que no tienen los recursos ni los medios necesarios y de personas que no son especialistas en cirugía plástica, estética y reparadora. 

La alternativa: prótesis de glúteos 

Las prótesis o implantes son otra opción muy válida para que logres las nalgas que quieres. Cuando no tienes suficiente tejido lipídico para esculpir tus glúteos, la mejor alternativa son las prótesis. 

Para esta intervención realizamos una incisión en el pliegue que une tus dos nalgas. A través de él disponemos un bolsillo en cada glúteo debajo o en medio del músculo. Después introducimos tus prótesis y cerramos la incisión.

La localización más profunda de las prótesis nos garantiza que el aspecto final de tus glúteos sea extremadamente natural.

La operación de glúteos y su postoperatorio

Las intervenciones de aumento de glúteos que realizamos en nuestra clínica suelen necesitar anestesia general. El tiempo que pasarás en quirófano será corto. La duración de la operación no se dilatará más de dos horas. Habitualmente necesitarás pasar la noche en el hospital para que comprobemos que todo ha salido tal y como hemos previsto desde un primer momento.

Tras despertar de la anestesia comprobarás los resultados, desde el primer momento notarás una gran mejoría estética. Sin embargo, pasarán unos meses hasta que puedas disfrutar de los efectos definitivos del tratamiento. 

Después de la intervención necesitarás llevar una faja de compresión en la zona durante un mes. Para que tengas una recuperación óptima, tendrás que procurar no realizar ningún esfuerzo excesivo y cuidar tus rutinas posturales. Debes evitar sentarte durante mucho tiempo o dormir boca arriba.

Recuerda que si te has sometido a un tratamiento de aumento de glúteos en el que se te han colocado implantes tienes que evitar a toda costa que se te aplique cualquier tipo de inyección en los glúteos.

Cuidado con los biopolímeros en el tratamiento BBL

Debes tener mucho cuidado con otros tratamientos. Probablemente te prometan que los resultados serán equivalentes a los que anteriormente te hemos comentado, pero con un coste mucho menor. ¡Desconfía y si puedes denuncia!

Existen prácticas que están prohibidas y son altamente dañinas para tu salud. Las inyecciones de biopolímeros se venden como inyecciones de ácido hialurónico, pero no son tal cosa. Te inyectarán silicona líquida y esto puede provocarte incluso la muerte.

Las consecuencias negativas para tu salud y aspecto de someterse a esta mala práctica son innumerables y su reversión casi imposible. Si cometes la insensatez de poner en riesgo tu vida, antes de hacerlo tienes que saber que las inyecciones de biopolímeros o falso ácido hialurónico causan:

  • Daños inmediatos y prolongados
  • Deformaciones
  • Destrucción y necrosis de tejidos
  • Úlceras y manchas
  • Trombos de silicona
  • La muerte

Cuando decidas realizarte un tratamiento de cirugía estética como el aumento de glúteos, ponte en contacto con nosotros. Te daremos toda la información que necesitas y te asesoraremos sobre el tratamiento que más se ajusta a tus necesidades y expectativas.







Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email