sryj
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

¿Conoces la diferencia entre piel seca y piel deshidratada?

Muchas veces confundimos estos conceptos, ya que es cierto que están muy relacionados y creemos que son lo mismo, pero existen diferencias evidentes entre ambos, entre ellas, su cuidado y tratamiento.

La  tirantez, la sensibilidad y el envejecimiento prematuro son algunos de los conceptos que comparten. ¿Sabías que la piel es el órgano más extenso? Su principal función es protegernos. 

Por ello, debemos cuidar nuestra piel para que cumpla su función principal. En este post te vamos a hablar de sus diferencias y de cómo saber si estás ante una piel seca o una piel deshidratada. ¡Sigue atento!

Piel Seca

Hablamos de piel seca cuando existe un déficit en la capa de ácidos grasos que cubre y protege nuestra piel. Esta condición puede aparecer por factores genéticos y constitucionales, pero también puede estar ocasionado por el uso de jabones o cosméticos agresivos.

Es aquella en la que tienen poca actividad las glándulas sebáceas. ¿Sientes que tu piel está seca? No te preocupes, es algo muy corriente y además, tiene fácil remedio. Una buena crema hidratante nos bastará en muchos casos para volver a su estado.

Eso sí, si tienes otros síntomas más duraderos en el tiempo y sigues con la piel seca deberías hablar con tu médico. 

La piel seca se caracteriza por:

  • Fina
  • Tirante
  • Poca elasticidad
  • Opaca
  • Irritante
  • Arrugas de forma prematura

Cuidado de la piel seca

Si sientes algunas de las características descritas anteriormente toma nota de cómo puedes mejorar tu piel: 

  • Utilizar productos que no sean agresivos para la piel
  • Limpiador compuesto por una fórmula suave 
  • Crema hidratante que contenga nutrientes adicionales
  • No usar jabones corrientes, esto puede que incrementar la sequedad 

Por último, te aconsejamos también que refuerces tu cutis cada noche con una mascarilla rica en aminoácidos.

Piel deshidratada

Hace referencia a un estado temporal de la piel. Cualquier tipo de piel puede verse deshidratada en algún momento, generalmente, por falta de agua en la piel o algún cambio hormonal.

Un factor clave en una piel deshidratada es el consumo de alcohol. Este tiene diferentes efectos en la piel, los cuales van desde la deshidratación hasta la inflamación. 

De igual forma, hace que el cuerpo produzca más aceites naturales, los cuales colapsan los poros abiertos llevando también a la deshidratación, provocando acné y un aspecto de poco cuidado.

Una piel hidratada tiene entre el 10-20% de contenido en agua. Se considera deshidratada cuando su nivel de agua está por debajo del 10% y se vuelve áspera y apagada.

Cuidado de la piel deshidratada 

Lo fundamental en este caso es rehidratar la piel y que ésta recupere sus reservas de agua. Para ello una ingesta abundante de agua es esencial para mantener hidratado nuestro organismo.

Después de purificar tu rostro con un limpiador suave, debes utilizar una crema hidratante intensa de día, que aporte una hidratación continua, y una mascarilla regeneradora por la noche, para intensificar la hidratación de la piel, además de usar limpiadores suaves mientras duermes 

Si quieres cuidar tu piel y conseguir un aspecto más sano y joven, ¡no dejes de lado estos consejos!

¡Ponte en contacto con nosotros para los tratamientos de ácido hialurónico y mesoterapia que te ayudarán a lucir una piel más luminosa!

Compartir este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email