Identificando la rotura de un expansor de mama
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Identificando la rotura de un expansor de mama: síntomas y soluciones

Valora nuestro post

La reconstrucción mamaria es un proceso que puede mejorar significativamente la calidad de vida tras una mastectomía. Uno de los dispositivos más utilizados en este proceso es el expansor de mama, que prepara el espacio y la piel para un futuro implante mamario. Sin embargo, aunque es raro, el expansor de mama puede romperse o fallar, y es crucial saber identificar los signos de esta complicación para actuar rápidamente. Este artículo explora los síntomas de la rotura de un expansor de mama y las soluciones disponibles para manejar esta situación.

Síntomas de la rotura de un expansor de mama

Identificar una rotura en un expansor de mama puede ser desafiante, ya que los síntomas no siempre son evidentes. Aquí están los signos más comunes a los que las pacientes deben estar atentas:

Cambios en la forma o tamaño del expansor

Uno de los primeros signos de una posible rotura es un cambio visible en la forma o el tamaño del expansor. Si notas que el expansor parece desinflado o alterado, podría indicar una fuga o rotura.

Sensación de incomodidad o dolor

Aunque una cierta cantidad de incomodidad es normal durante el proceso de expansión, un aumento repentino del dolor o incomodidad en el área puede sugerir que el expansor se ha roto y está causando irritación interna.

Irregularidades en la superficie de la piel

Si la piel sobre el expansor comienza a mostrar irregularidades como abultamientos o depresiones, esto puede ser un signo de que el expansor no está funcionando correctamente.

Inflamación o enrojecimiento

Aunque estos síntomas pueden ser indicativos de otras complicaciones como infecciones, también pueden ser causados por una reacción al material liberado por un expansor roto.

Soluciones para la rotura de un expansor de mama

Soluciones para la rotura de un expansor de mama

El tratamiento para una rotura de expansor de mama dependerá de la severidad del incidente y los síntomas presentes. Aquí se describen los pasos generales que se deben seguir:

Consulta médica inmediata

Si sospechas que tu expansor de mama puede haberse roto, es esencial contactar a tu médico de inmediato. El médico realizará una evaluación física y posiblemente pruebas de imagen como una resonancia magnética para confirmar la integridad del expansor.

Remoción o reemplazo del expansor

Si se confirma la rotura, lo más probable es que necesites una cirugía para remover el expansor dañado. Dependiendo de tu caso, el médico puede optar por reemplazar el expansor durante la misma intervención o discutir otras opciones para continuar con la reconstrucción mamaria.

Manejo del dolor y la inflamación

Mientras esperas la intervención, tu médico puede recomendarte medicamentos para manejar el dolor y la inflamación causados por la rotura del expansor.

Seguimiento postoperatorio

Después de cualquier procedimiento para abordar una rotura de expansor, será importante un seguimiento cuidadoso con tu médico para asegurar que la recuperación sea exitosa y para planificar los próximos pasos en tu proceso de reconstrucción mamaria.
Aunque la rotura de un expansor de mama es un evento poco común, conocer los síntomas y cómo actuar puede hacer una gran diferencia en el manejo de esta complicación. Al estar informada y en contacto cercano con tu equipo médico, puedes asegurarte de que cualquier problema con un expansor de mama se maneje de manera efectiva y segura.

Compartir este post

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?