José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

¿En qué consiste una bichectomía?

Seguramente hayas oído hablar de la bichectomía, la intervención quirúrgica a la que se están sometiendo varias famosas como Bella Hadid y Kendall Jenner. Consiguen pasar de un rostro redondeado y aniñado a uno estilizado y mucho más fino. Pero ¿Sabes en qué consiste la intervención y lo que implica?

En este artículo te cuento en qué consiste una bichectomía, te detallo el procedimiento, el post operatorio, su beneficios y sus riesgos.

¡Atrévete a lucir el rostro que siempre has deseado !

Qué es una bichectomía

La bichectomía es una técnica que está ahora mismo en auge debido a sus óptimos resultados para eliminar la redondez del rostro y, sobre todo, a la alta demanda de esta intervención por parte de personajes públicos reconocidos. 

La cirugía, que se considera una operación menor, consiste en la extracción de las bolas de Bichat. Las bolas de Bichat son un compartimento de tejido graso que se encuentran en las mejillas, debajo de los pómulos. Constituyen un tejido adiposo bien delimitado y se encuentran separadas del resto de tejidos y compartimentos adiposos de la cara.

Estos acúmulos de grasa se pueden extraer sin problema ya que no cumplen ninguna función específica en los adultos. Lo único que hacen es aportar volumen a la zona y dar una forma más o menos redondeada al rostro, dependiendo del tamaño que tengan en sí las bolas y la estructura facial de cada persona. 

Al ser retiradas se provoca un hundimiento más pronunciado justo debajo de los pómulos, acentuando la proyección de los pómulos y marcando su transición con las mejillas. Esta diferencia entre la proyección de los pómulos y la depresión en las mejillas es el que da un aspecto más estilizado al rostro. 

¿Cuánto dura la operación y el postoperatorio de una bichectomía?

En primer lugar, la bichectomía es una operación menor, por lo que no se utiliza anestesia general. Se aplicará anestesia local en las mejillas durante unos minutos y se mantiene al paciente despierto.

La duración de la intervención varía en cada caso, pero es una cirugía que en manos expertas no suele llevar más de 40-60 minutos.

Tras la cirugía no hay que realizar una hospitalización del paciente. Pero si es importante que el paciente guarde entre 3 y 5 días de reposo, dependiendo de la actividad laboral y diaria que tenga cada persona. 

Cuando salgas del hospital tienes que seguir las indicaciones que te facilitaremos. Debes tomar antibióticos unos 5 o 7 días. También tienes que seguir unas recomendaciones con respecto a tu dieta e ingesta de alimentos y también deberás evitar enjuagues bucales vigorosos y el cepillado durante la primera semana. Pasadas las primeras 24-48 horas podrás comenzar a realizar enjuagues suaves con colutorios antisépticos dos o tres veces al día durante dos o tres semanas, para garantizar una buena higiene oral.

¿Tiene algún riesgo?

De la misma forma que todas las decisiones que tomamos en la vida tienen algún tipo de riesgo, las intervenciones quirúrgicas, por muy simples que sean, también pueden suponer algún riesgo.

Estos son los posibles problemas que hay que tener en cuenta a la hora de enfrentarse a una bichectomía:

  • Leve inflamación: De la misma forma que sucede con diversos procesos dentales es bastante habitual que tras una bichectomía el paciente sufra una ligera inflamación que se alargue de dos a tres días.
  • Leve hematoma: Acompañando a la inflamación, en muy raras ocasiones se forma un hematoma visible después de la intervención durante un par de días. También desaparece sin más complicaciones.
  • Sensación de acorchamiento: Puede suceder lo mismo que cuando nos sacamos una muela y sentimos la boca adormecida. La musculatura de la zona de la boca sufre y nos cuesta abrir la boca.
  • Infección: Son muy poco frecuentes ya que los antibióticos que os mando están pensados para evitarlas y además la boca es una zona que sana muy rápido, pero es un riesgo que hay que tener en cuenta.
  • Lesión: Con una técnica quirúrgica adecuada y un profundo conocimiento de la anatomía facial es extremadamente raro que suceda, pero podría producirse una lesión en alguna de las estructuras adyacentes como las ramas del nervio facial o el conducto de Stenon.

Si sigues las indicaciones que te de en todo momento reducirás todos estos riesgos prácticamente a cero. Confía en mí y no tendrás que preocuparte por nada. 

¿Te gustaría informarte más sobre este procedimiento y saber si es apto para ti? Ponte en contacto conmigo, juntos resolveremos todas tus dudas y todas las preguntas que tengas sobre este o cualquier otro tratamiento.

Compartir este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other