DR FERNÁNDEZ - Imagen blog (9)
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Estados mentales tras una cirugía estética

Tenemos presente que las cirugías estéticas, en la mayoría de los casos, mejoran la autoestima del paciente y les hace sentir más satisfechos con su aspecto físico. Pero esto es algo que no siempre se cumple. En ocasiones los pacientes tienen unas expectativas demasiado altas ante el resultado final de su cirugía. 

Con frecuencia, estas expectativas poco realistas se asocian a una predisposición individual a distorsionar la realidad, que hacen que perciban y valoren de manera poco objetiva los resultados y cambios conseguidos con la intervención quirúrgica. Las pacientes que sufren estas alteraciones suelen manifestar expresiones como  “no me veo bien”, “no es lo que yo buscaba”, “yo quería más volumen» o  “me quiero volver a operar”…

Aunque estos sentimientos suelen desaparecer y normalizarse con el paso de las primeras semanas, una vez que el paciente se adapta y acepta su nueva imagen, en ocasiones pueden derivar en la aparición o empeoramiento de ciertos trastornos mentales.

A continuación, abordaremos tres temas principales sobre las alteraciones mentales que pueden asociarse a una cirugía estética, ¡presta atención a este post para no perder detalle!

Depresión tras una cirugía estética 

Esta es una de las enfermedades más comunes que se pueden dar tras la cirugía estética. Suele comenzar con un sentimiento de decepción y tristeza ante el resultado obtenido. Ya no por el aspecto físico, sino porque estas personas pueden llegar a pensar que la cirugía les cambiaría la vida, y les afectaría en el ámbito personal. 


Un ejemplo puede ser la aceptación social, cuando alguien espera ser más aceptado por la sociedad tras una cirugía estética, pero sin embargo ese aspecto de su vida no cambia, les hace sentir más tristes, llegan incluso a derivar en una posible depresión si no se trata a tiempo. 

Dismorfia corporal 

La dismorfia corporal es un trastorno obsesivo que consiste en una preocupación extrema y desproporcionada por un aspecto físico de la persona, que habitualmente no está objetivamente justificada por una alteración física relevante. Esto se debe a que a veces el defecto es casi imperceptible  para el resto de personas, sin embargo para el paciente que lo sufre se convierte en un grave problema.

Es bastante común que se recurra a la cirugía estética para corregir estos supuestos defectos que los pacientes autoperciben. Es una labor de responsabilidad del cirujano identificar a estos pacientes, para valorar la indicación e idoneidad de la intervención, ser honesto con respecto a los resultados que se pueden conseguir y trabajar junto al paciente para que existan unas expectativas realistas.

Estos problemas mentales y psicológicos relacionados con la cirugía estética son cada vez más frecuentes. Principalmente como consecuencia de la emergencia de numerosas clínicas y franquicias con nombres comerciales, que despersonalizan la relación médico-paciente, y convierten el acto quirúrgico en un producto comercial, anteponiendo los beneficios económicos frente al bienestar de los pacientes.

Personas a las que no se recomienda una cirugía estética 

Para evitar la dismorfia corporal, se desaconseja someterse a cirugías estéticas a personas que presenten estos síntomas: 

  • Personas que deseen cambios radicales en su vida tras la cirugía.
  • Que tengan una imagen distorsionada de sí mismos.
  • Personas impulsivas o que tomen decisiones bajo influencia de terceras personas. 
  • Jóvenes que aún tengan aspectos físicos por desarrollar.
  • Personas con problemas de adaptación en la sociedad, que piensen que después de la cirugía conseguirán habilidades sociales. 

La importancia de consultar con especialistas antes de pasar por una cirugía estética es crucial para un óptimo resultado. No dudes en ponerte en nuestras manos, ¡contáctanos! Estaremos encantados de ayudarte.

Compartir este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email