Mujer durante el embarazo
José Alberto Fernández Álvarez

José Alberto Fernández Álvarez

Cirujano en Sevilla y Jerez

Mommy Makeover, recupera tu figura tras el embarazo

Tras el embarazo y el parto, el cuerpo de la mujer cambia por completo. Son muchas las mujeres que apuestan por el famoso Mommy Makeover para volver a su figura inicial. Aquí te explicaremos en qué consiste esta intervención.

El Mommy Makeover nace en Estados Unidos, concretamente entre las madres famosas y artistas del momento. Este tratamiento no es otra cosa que la mezcla de tres intervenciones para mejorar el cuerpo de una madre tras el parto. Estas tres intervenciones suelen ser mamoplastia, abdominoplastia y liposucción.

Tras el embarazo y el parto, el cuerpo de la mujer cambia por completo.

Intervenciones dentro del Mommy Makeover

Como te hemos dicho antes, este tratamiento de cirugía se refiere a una Mamoplastia, Abdominoplastia y Liposucción. Pero, ¿en qué consiste cada una de ellas?

Mamoplastia, aumento mamario

Contamos con una larga trayectoria en esta cirugía de pecho. Son muchas las pacientes, madres o no madres, que por distintos motivos acuden a nosotros para realizarse un aumento de pecho. 

De forma general, la mamoplastia de aumento es la técnica que permite aumentar el volumen de las mamas en aquellas pacientes que no se sienten cómodas con el tamaño de sus senos. El aumento se realiza habitualmente mediante la colocación de implantes de gel cohesivo de silicona de máxima calidad.

Existen dos tipos de implantes, los anatómicos y los redondos. Atendiendo a la figura, complexión y resultados que se busquen obtener, se plantea una u otra opción, siempre buscando la comodidad y satisfacción de la paciente.

Existen una serie de preguntas frecuentes  que nos suelen hacer. Por ejemplo, si existe riesgo de rotura de implantes, cada cuánto tiempo se deben cambiar los implantes o cómo es el postoperatorio.

Abdominoplastia, vientre plano y firme

El abdomen es una de las zonas más perjudicadas tras el embarazo. La piel se estira para alojar al bebé. Sin embargo, tras el parto, ésta difícilmente vuelve a su sitio.

Para devolver su firmeza existe la abdominoplastia, que permite eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen para conseguir un vientre plano y una silueta más esbelta. También permite reparar alteraciones de la musculatura, volviendo a tensar los músculos para devolver la firmeza y continencia a la pared abdominal.

La intervención suele durar de 3 a 4 horas y aplica anestesia general para la comodidad del paciente y la eficiencia en la intervención. Tras la cirugía, es necesario una estancia hospitalaria de al menos 24-48 horas, para asegurar un buen control del dolor y una vigilancia adecuada, que garantice la seguridad y confort del paciente.

Si tienes más preguntas sobre esta intervención o quieres conocer casos de antes y después, visita este post. 

Liposucción, moldea tu figura y silueta

El tercer procedimiento del Mommy Makeover es la liposucción. Este tratamiento permite reducir el volumen de depósitos de grasa en zonas localizadas del cuerpo. De esta forma nos permite esculpir el contorno corporal y conseguir una silueta agradable. 

El tipo de anestesia y la duración de la intervención son muy variables. Las liposucciones de poco volumen suelen realizarse en régimen ambulatorio mediante anestesia local combinada con sedación; mientras que las liposucciones de varias zonas o volúmenes importantes se realizan con anestesia general.

Los resultados se harán evidentes pasadas 3-4 semanas a medida que baje la inflamación, pero no serán definitivos hasta pasados 6-12 meses.

Aquí puede consultar más información sobre la liposucción.

Cuándo realizarse un Mommy Makeover

La respuesta a esta pregunta depende de varios factores. Entre ellos encontramos por ejemplo, la salud de la madre o cuántos kilos se ha subido durante el embarazo. Se suele recomendar esperar al menos 6 meses después de dar a luz para realizarse un Mommy Makeover. Al ser tres intervenciones, la paciente necesitará ayuda con su movilidad y en el cuidado de sus hijos las primeras semanas.

Recuerda que además de realizar cualquier tipo de intervención para mejorar tu aspecto físico, es fundamental llevar una dieta equilibrada y hacer deporte.

Si estás interesada en este tratamiento y en volver a tu figura inicial, no dudes en contactarnos, estaremos encantados de resolver cualquier duda que te surja.





Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email